viernes, 22 de mayo de 2015

Pinturas Diagnósticas




Cada persona tiene un relato, una secuencia, una escena
una forma onírica, un modo personal y único de simbolizar.

Cada persona tiene su propio dibujo interno.

La persona tiene en su dibujo un mapa del alma.

Hay una energía que se imprime en cada trazo al dibujarse,
no hay un punto demás,
el significado es intenso, profundo.

Es un grito del alma que pide ser escuchado

Un cuerpo dentro de otro,
uno que vive desde sus marcas

y otro que pide vivir desde su esencia.